Imprimir esta página

Tiempo de Monte Real y Viña Albina

Escrito por  Roberto G. Corona
Tiempo de Monte Real y Viña Albina

Los Grandes Reservas de Monte Real y Viña Albina, de Bodegas Rionajas, siguen siendo para la mayoría de consumidores la máxima expresión del vino de calidad, algo que también la crítica especializada internacional esta reivindicando de nuevo, tras unos años en que estos vinos clásicos y aristocráticos por antonomasia habían sido eclipsados por las modas. Son vinos que prestigian la mesa en las grandes celebraciones, como la Navidad, y vinos con los que siempre se queda bien para hacer un buen regalo.

Son Vinos que desarrollan todo su potencial en añadas tan excepcionales como fue la de 2004 en Rioja, que la centenaria Bodegas Riojanas ofrece ahora al mercado en sus dos marcas más emblemáticas.

FICHAS DE CATA

Monte Real Tinto Gran reserva 2004
• Vinos seleccionados de las añadas de excepción
• Se resalta la personalidad de los vinos de Cenicero
• Viñedo: 100% Tempranillo procedente de Cenicero
• Elaboración clásica con uvas despalilladas y estrujadas con las nuevas tecnologías de control de fermentación y largas maceraciones
• Crianza de 24 a 30 meses en barricas de roble americano, realizándose las correspondientes trasiegas. Botellero mínimo de 36 meses antes de su comercialización
La gran personalidad del Monte Real Gran Reserva 2004 se aprecia en su intensa capa de color rojo ocre, brillante y con ribetes teja. Potente en aromas de carácter vinoso y con notas de excelente madera, así como estructura sensual y equilibrada en boca. Sabroso, con cuerpo y bien constituido en taninos y acidez, deja una impresión final de opulencia y una excepcional persistencia gustativa

Viña Albina Tito Gran Reserva 2004
• Vinos seleccionados de las añadas de excepción
• Representativo de los vinos clásicos de Rioja Alta
• Viñedo: Tempranillo 80%; Mazuelo 15%; Graciano 5% (procedentes de Cenicero, Sonsierra y Villalba de Rioja)
• Elaboración clásica con uvas despalilladas y estrujadas, con larga maceración y control fermentativo
• Crianza de 24 a 30 meses en barricas de roble americano, realizándose las correspondientes trasiegas. Botellero mínimo de 36 meses antes de su comercialización
• Color rojo cereza con tonos teja. Rico en aromas que van desarrollándose hasta alcanzar su plenitud y sutilezas. Armónico en la boca, fino y elegante, aterciopelado. Bien evolucionado y maduro, con gran persistencia gustativa

 

Valora este artículo
(0 votos)