Imprimir esta página

Walking on Wine

Escrito por  Roberto G. Corona
Walking on Wine

La mejor opción para conocer la Rioja y sus vinos, desde la perspectiva más cercana a la tierra y sus cepas, es Walking on Wine, un proyecto enoturístico cuyo centro de operaciones está en Cenicero.

Habíamos oído que en la Rioja, en Cenicero, había comenzado un proyecto enoturístico que merecía la pena conocer. Como la fuente era de fiar, decidimos acercarnos hasta el corazón de la Rioja vitivinícola y enterarnos de primera mano, de las actividades de Walking on Wine. Una vez puestos en contacto con ellos descubrimos que el centro de operaciones del proyecto está en el Hotel Ciudad de Cenicero, una de las opciones más interesantes a la hora de hospedarse por esas tierras del vino. Ni cortos ni perezosos pusimos el coche en marcha y nos fuimos hasta Cenicero.

walking-wine-3

Teníamos concretados con ellos un fin de semana con actividades enoturísticas, y según llegamos concretamos el programa del fin de semana. Comenzaríamos con un paseo en bicicleta por los viñedos de la Rioja Alta, Briones, San Vicente de la Sonsierra y los majuelos que rodean el Ebro, eran los puntos de referencia para este paseo en bicicleta. La verdad es que el paseo fue maravilloso, acompañados por Itziar Calleja, directora de actividades de la empresa, la charla fue una gozada y el paseo delicioso.

El día estaba pesado en el cielo, con nubes acechando lluvia, pero las vistas desde los miradores de Briones y San Vicente convirtió el paseo en estupendo. También es verdad que no estamos muy en forma y pronto las piernas comenzaron a pesarnos.  Al final del paseo teníamos concertada visita a Bodega y aquí Walking on Wine, nos sorprendió gratamente.

walking-wine-2

En la bodega nos esperaba la furgoneta de la empresa para cargar las bicis y volver al hotel después de la visita, como agradecieron mis piernas semejante lujo puesto a disposición de todos los clientes, muy bien.Tras la comida, una siestecita y un paseo por el Ebro, una pequeña ruta señalada en un mapa, de una hora alrededor de Cenicero, donde disfrutar del vuelo de las cigüeñas, el saltar gracioso de los conejos y el rumor de las aguas bravas que bajaban por el Ebro, perfecto.

walking-wine-4

Vuelta al hotel, y a disfrutar de la gastronomía riojana, que ya era hora de sentarse un rato y probar buenos vinos. Bajamos a la bodega del Hotel, con buenas referencias riojanas. Nos hubiera gustado probar Finca El Bosque, pero en otra ocasión será. Abrimos un par de botellas de A Mi Manera 2010, de Benjamín Romeo, con mucha fuerza frutal nos gustó mucho, para acompañar unas chuletillas de lechazo al horno en la terraza, que colmaron nuestro día y lo convirtieron en único.

Walking on Wine es la mejor opción para conocer la Rioja y sus vinos, desde la perspectiva más cercana a la tierra y sus cepas. Gracias a todo el equipo, repetiremos pronto y lo contaremos aquí.

 

Valora este artículo
(0 votos)