Imprimir esta página

Cérvoles Celler celebra 20 años de historia

Escrito por  Javier G. Paradelo
El reposicionamiento en valor de los vinos de  Rioja en los mercados internacionales les coloca ante el consumidor en una situación mucho más acorde con la imagen de calidad y prestigio que transmite la Denominación de Origen más antigua de nuestro país y la más conocida en el mercado exterior
El reposicionamiento en valor de los vinos de Rioja en los mercados internacionales les coloca ante el consumidor en una situación mucho más acorde con la imagen de calidad y prestigio que transmite la Denominación de Origen más antigua de nuestro país y la más conocida en el mercado exterior

Cérvoles Celler celebra 20 años de historia elaborando vinos de finca de alta calidad. Tomàs Cusiné, propietario de la bodega, emprendió el reto con el propósito de rendir homenaje a un territorio vinícola ancestral, el de La Pobla de Cérvoles, recuperando una práctica que por entonces no propiciaba mayor interés en el mundo del vino: la viticultura de montaña.

Habituado a trabajar el viñedo en la llanura de Urgell —en los dominios de Castell del Remei, propiedad que su familia adquirió en 1982— Cusiné vivió el descubrimiento de los viñedos de La Pobla de Cérvoles como una revelación, una oportunidad para replantearse su trabajo como viticultor, asumiendo un profundo compromiso con el paisaje de Les Garrigues y con su gente. El proyecto representaba también un regreso a los orígenes, sin dar la espalda a los avances tecnológicos.

Así, en 1997 nacía Cérvoles Celler, una bodega concebida para elaborar vinos de finca de alta calidad que fueran una clara expresión del territorio y con la mirada orientada hacia lo más alto, siendo el primer proyecto de viticultura de montaña que se concibió en Catalunya.

Con viñas situadas a una altitud de 700-750 metros sobre el nivel del mar, la bodega se ha reafirmado en su firme compromiso con el paisaje desarrollando una gestión orgánica regenerativa que pone el foco en las variedades autóctonas y mediterráneas, y el carácter de los viñedos singulares en un terruño tan distintivo como el de La Pobla de Cérvoles.

Gracias a estas prácticas respetuosas con el medio ambiente, Cérvoles Celler consigue que sus vinos sean un reflejo de la distintiva expresión de las pequeñas parcelas de viñedo de esta finca de montaña, localizada en un entorno natural único. Además, por su excepcionalidad y vocación de elaborar vinos de finca, Cérvoles Celler pertenece desde sus inicios a la reconocida asociación Grandes Pagos de España.

© Javier G. Paradelo

Valora este artículo
(0 votos)