Imprimir esta página

El Microscopi 2014, el vino que sigue curando

Escrito por  Javier G. Paradelo
El Microscopi 2014, el vino que sigue curando

Perseverar es de valientes. Bajo este lema acaba de salir al mercado la segunda añada de El Microscopi, la 2014, un vino solidario cuyos beneficios irán destinados a la adquisición de cámaras fotográficas para los microscopios del Instituto Oncológico del Hospital Universitario Vall d’Hebrón, herramientas indispensables para realizar un seguimiento exhaustivo de la investigación.

Esta iniciativa nació en 2014 cuando Irene Alemany, enóloga y propietaria de la bodega Sot Lefriec, finalizaba sus últimas sesiones de quimioterapia para luchar contra el cáncer de mama que le había sido diagnosticado en julio de 2012. En agradecimiento al equipo médico del Programa de Cáncer de Mama del Hospital Universitario Vall d’Hebrón y el Instituto Oncológico Baselga, liderados por el Dr. Javier Cortés, y consciente de la urgencia del centro por adquirir un microscopio para el avance en la investigación y tratamiento de la enfermedad, decidió hacer lo que mejor sabe: elaborar vino.

Así nació la primera añada de El Microscopi, abriendo camino a todas las que le seguirán en la lucha contra la enfermedad. Un vino tinto de terroir procedente de viticultura sostenible que, con la honestidad, naturalidad y transparencia que le caracterizan, pretende alegrar hogares, cartas de vino y colaborar en la cura de una enfermedad que, de forma directa o indirecta, afecta a todos.


El Dr. Cortés, el Dr. Nuciforo e Irene Alemany junto al microscopio adquirido con las ventas de la primera añada del vino

© Javier G. Paradelo

Valora este artículo
(0 votos)