Imprimir esta página

Lúpulo de Cantabria

Escrito por  Javier G. Paradelo
Lúpulo de Cantabria

El Centro de Investigación y Formación Agraria (CIFA) se ha ofrecido a los productores para hacer un estudio sobre si el lúpulo cántabro tiene la especificidad necesaria para hacer única en el mundo a la cerveza que aquí se elabora.


El objetivo de este estudio sería determinar sus características y saber si tiene propiedades específicas que permitan diferenciarlo del que existe en otras comunidades y, a partir de ahí, indagar qué puede aportar este saborizante para generar un valor añadido a la cerveza de Cantabria.

Este anuncio ha sido realizado por la consejera de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, Blanca Martínez, durante su visita a la fábrica de cerveza artesanal Portus Blendium de Hinojedo (Suances), junto a la directora general de Alimentación, Pilar Pereda.

Portus Blendium es una empresa de nueva creación que inició su actividad a comienzos de 2014 y que se enmarca dentro de los 36 proyectos industriales de la rama alimentaria que se ejecutan actualmente en la región con una inversión que suma 27 millones de euros.

En este caso concreto, el Gobierno regional, a través de Sodercan y la propia Consejería, ha apoyado el proyecto con ayudas que suman 10.300 euros y que han posibilitado no sólo la instalación de esta microindustria, sino también la adquisición de fermentadores.

En el transcurso de la visita, la consejera ha destacado el potencial de la industria agroalimentaria de Cantabria, así como también la importancia de la diferenciación en el mercado y la mejora de los procesos de fabricación que permitan a los productores ganar en competitividad.

Por otra parte, ha ponderado la "excelente evolución" que ha experimentado el sector de bebidas en los últimos años. En este sentido, y junto al auge de la cerveza artesanal, Martínez ha añadido la progresión de la fabricación de sidra, de forma que existen productores en áreas tan distantes como, por ejemplo, Guriezo, San Miguel de Aras, Villaverde de Trucíos, La Encina de Cayón, Guarnizo, Lamasón,  Lamadrid, Cabañes, Aniezo o Campoo.

Martínez ha citado también los reconocimientos internacionales cosechados por Siderit, merced a su ginebra y su vodka, o el crecimiento del sector del vino.

Según ha destacado, en los últimos años, Cantabria ha logrado doblar prácticamente su producción dentro del sello Vino de la Tierra Costa de Cantabria, y se ha superado esa marca en el caso del Vino de la Tierra de Liébana.

En ambos sellos, además, se ha registrado además un incremento de productores y bodegas, así como se ha mantenido estable la superficie de viñedo inscrita en la Oficina de Calidad Alimentaria.

© Javier G. Paradelo

 

Valora este artículo
(0 votos)