Imprimir esta página

Fábrica Maravillas

Escrito por  Fernando Terán
Fábrica Maravillas

Callejeando entre Fuencarral y Malasaña, encontré Fábrica Maravillas. Atraído por su diseño, el ladrillo, la madera de pallets, el brillo de los cristales y los tanques de cerveza, no pude resistir la tentación y entré.


La verdad, es que acerté porque al estilo brew pub, al mismo tiempo que recorres la micro cervecería puedes tomar recetas artesanas elaboradas allí mismo por David y Lavinia.

Probé una Bitter, una cerveza derivada de las Pale Ale inglesas pero algo más intensa. De color miel, es tan velada que roza la opacidad y tiene una espuma blanca que se aferra a las orillas del vaso y aguanta largamente.

En nariz desprende aromas dulces fruto del malteado y también notas a hierba que me hablan del lúpulo. En la boca el arranque es amargo pero sin dejar de ser fresca. Quizá le falte algo más de cuerpo y un poco de equilibrio.

Además tomé una Malasaña, una cerveza estilo Pale Ale de color amarillo pajizo, mucho más brillante y clara, que posee un espuma blanca muy duradera.


Una receta con una paleta aromática más completa y compleja entre la que podemos encontrar notas a hierba, rastro al cereal dorado y a cítricos. En la boca inicialmente es amarga pero alcanza el equilibrio cuando aparece la acidez de la fruta y termina con recuerdo duradero.

La próxima vez, con premeditación, probaré su Scotch Ale, Imperial Stout o la nueva creación de estos infatigables y apasionados artesanos que anhelan un sueño cervecero.



www.fabricamaravillas.es
Valverde 29, 28004 Madrid

© El Monje Trapense


 

Valora este artículo
(0 votos)